Cargando...

Secciones

Publicidad

Un grupo de niños en la escuela.- EFE

"Pareces una putita": los improperios de un maestro de guardería a sus alumnos

Publicidad

La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido confirmar la absolución de un trabajador de una escuela infantil de Fresnedillas de la Oliva que dijo cosas como "eres más fea que escupir a Dios" a varios niños de la escuela infantil.

Sociedad

"Pareces una putita" o "eres más fea que escupir a Dios" son algunas de las perlas que varios trabajadores de una guardería dedicaron en su día a los niños en clase. Según informa la cadena SER, la Audiencia Provincial de la capital ha decidido confirmar la absolución de los responsables de tales insultos por entender que estas expresiones no fueron especialmente vejatorias para los pequeños.

Publicidad

Según detalla la sentencia, los hechos tuvieron lugar entre 2008 y 2009 en una escuela infantil de titularidad municipal situada en el pueblo de Fresnedillas de la Oliva. Frases como "pareces una putita" dirigida a un niño al que, en un juego, le habían puesto unos tacones, "eres más fea que escupir a Dios" o "no seas maricón y deja de comer crispis" a otros de sus alumnos.

Dichos improperios quedaron registrados en la cámara de vídeo con la que grababan algunas de las actividades que realizaban en clase. El juzgado de lo penal 11 de Madrid en un primer momento dictó una sentencia absolutoria que recientemente la Audiencia Provincial ha tenido a bien confirmar. Esta sentencia afecta tanto al docente cuyas palabras quedaron grabadas como también a la de una trabajadora que, según la Justicia, ni siquiera participó en los hechos. Los magistrados explican que no hay pruebas de que "tales actos supusieran un trato degradante que menoscabara gravemente la integridad moral de esos niños".

Fuentes conocedoras del caso han asegurado a la SER que, a lo largo del proceso, las familias de los pequeños renunciaron a ser parte acusadora en un proceso en el que la Fiscalía pidió condenar a ambos docentes y después también recurrió la sentencia absolutoria que ahora ha desembocado en una exoneración firme.

Publicidad

Publicidad

Publicidad